Actividades y Espectáculos
Accesorios
Agencias de Viaje
Antiguedades
Artículos de Cuero
Art. Regionales
Audio y Video
Bancos
Bombonerías
Casa de Cambio
Celulares
Computación
Confiterías & Bares
Cocherías
Cuidado Personal
Cupones de Descuento
Disquerías - CD - Videos
Electrodomésticos
Farmacias
Fotografía
Heladerías
Hoteles
Inmobiliarias
Joyerías
Jugueterías
Kioscos
Lencerías
Librerías
Líneas Aéreas
Locutorios
Lotería
Marroquinerias
Opticas
Peluquerias
Perfumerías
Pieles
Restaurantes
Ropa de Hombre
Ropa de Mujer
Ropa de Niños
Ropa Deportiva
Tejidos
Zapaterías
<< volver al listado  
Edificio Kavanagh

El edificio Kavanagh, que se eleva frente a la Plaza San Martín, es uno de los sitios de interés de la calle Florida y uno de los principales hitos urbanísticos de la ciudad. Fue inaugurado en 1936 y se convirtió en el edificio más alto de América Latina con sus 120 metros de altura.

Los creadores del rascacielos que marcó una época en la arquitectura porteña de la época fueron Gregorio Sánchez, Ernesto Lagos y Luis María de la Torre, quienes se encargaron de dar forma al proyecto luego que la señora Corina Kavanagh decidiera levantar en sus propiedades un edificio imponente con un estilo de avanzada para la época.

El Kavanagh fue el primer edificio construido en hormigón armado en el país y su magnífica arquitectura lo llevó a obtener el Premio Municipal de Fachada y Casa Colectiva el mismo año de su inauguración.

El edificio es de estilo racionalista y cuenta con treinta pisos edificados de mayor a menor. Fue diseñado con todas las comodidades que existían en la época: un pasaje privado lo conecta con el Hotel Plaza y la superficie de sus plantas se reduce en forma gradual en función de las alturas máximas establecidas por el Código de Edificación, escalonamiento que da lugar a una serie de inusuales terrazas-jardín. Fue el primer edificio de departamentos particulares que contaban con aire acondicionado.